in ,

¿Ya se giró alerta internacional contra Axel López, acusado de fraude por venta de hospitales móviles?

Honduras aún no ha girado una alerta internacional contra el empresario guatemalteco, Axel López, aunque ya existe un requerimiento fiscal por suponerlo responsable de dos delitos de fraude por la venta de siete hospitales móviles supuestamente sobrevalorados y que no funcionan para atender a pacientes con covid-19.

Tanto el portavoz del Ministerio Público, Yuri Mora, como el vocero del Poder Judicial, Carlos Silva, confirmaron en Hoy Mismo de Televicentro que todavía no hay alerta roja contra el proveedor de las unidades hospitalarias modulares.

VEA: Dictan detención judicial contra Marco Bográn y Alex Moraes en causa por hospitales móviles

El empresario centroamericano naturalizado estadounidense sirvió como intermediario con sus empresas Elmed Medical System y HospitalesMóviles.com para ejecutar la millonaria compra de los hospitales en Turquía.

Los siete centros asistenciales modulares para contrarrestar los efectos de la pandemia del covid-19 costaron 47 millones 512 mil 564 dólares ($ 47.512,564), equivalente a mil 174 millones 517 mil 764 lempiras (L 1,174,517,764.33).

TAMBIÉN: Axel López habría obtenido más de 20 millones de dólares en utilidades por venta de hospitales móviles a Honduras

Según las investigaciones de la Fiscalía hondureña, los hospitales fueron sobrevalorados y no cumplen con funciones para atender a afectados del covid-19. Además, algunos equipos de los mismos no funcionan y otros son usados.

Axel López tiene fijada su residencia en la ciudad de Miami, Florida, Estados Unidos, y de momento se realizan los procedimientos internacionales para emitir la orden de captura, indicó Carlos Silva.

LE PUEDE INTERESAR: ONU llama a una investigación ‘exhaustiva, pronta e imparcial’ por caso hospitales móviles en Honduras

Según explicó en Hoy Mismo el exfiscal general, Edmundo Orellana, la orden de captura internacional debe ser girada por el Tribunal que conoce el caso, pero de ser detenido, duda que sea extraditado a Honduras porque a Estados Unidos no le gusta entregar a sus ciudadanos.