La sociedad civil reitera que el país necesita articular una propuesta para revertir los indicadores en educación, a los cuales califica como “lamentables”.
in

Piden a presidenta Castro convocar a un ‘pacto por la educación’ en Honduras

Frente a la crisis educativa del país, la academia junto a organizaciones de sociedad civil demandan del actual gobierno de la presidenta Xiomara Castro, la suscripción de un “pacto por la educación“, que involucre al sector privado e iglesias.

Ante ello, la actual administración dijo estar anuente a esta iniciativa al asegurar que de momento ha capacitado y actualizado a unos 10 mil docentes. Además, anunció la reforma del Currículo Nacional Básico.

En ese sentido, la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), propone el “pacto por la educación” para cambiar el rumbo de la enseñanza y lograr calidad educativa.

Urge un pacto nacional por la educación, es la única forma. La Secretaría de Educación no podrá hacerlo solo, necesitamos articular una propuesta para revertir los indicadores, que son lamentables”, dijo Carlos Hernández, director ejecutivo de la ASJ.

LEA: Honduras: 491 menores abandonan a diario el sistema educativo, según informe de ASJ

En la misma línea se pronuncia la academia, a través de las 21 universidades públicas y privadas, que remitió una misiva a la mandataria hondureña, para que convoque a un diálogo y así unir esfuerzos para que en este segundo semestre se fortalezca el sistema educativo.

“Es una muy buena idea pedirle a la presidenta Castro que convoque a un diálogo nacional por la educación de Honduras. Especialmente, que convoque a los sectores involucrados en cómo mejorar la educación”, expresó Marlon Brevé, exsecretario de Educación y rector de la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec).

Con los resultados del informe sobre la actualidad en la educación será difícil formar ciudadanos para el mundo, consideran algunos sectores. Apenas tres de cada diez estudiantes que entran al primer grado se gradúan de algún bachillerato.

ADEMÁS: Estudiantes hondureños no pueden ‘moverse por el mundo’ por baja calidad educativa