in ,

150 viviendas abandonadas en la colonia Nueva Frontera de SPS tras el paso de Eta y Iota

Al rededor de 150 viviendas quedaron abandonadas tras el paso de las tormentas Eta e Iota en la colonia Nueva Frontera, en 2020 la Rivera Hernández en San Pedro Sula, Cortés, al norte de Honduras, informó Noticieros Hoy Mismo de TSI.

Esta zona fue una de las más afectadas durante las inundaciones registradas por los dos meteoros.

Según los dueños de algunas de las viviendas que lograron volver a ser habitadas, la mayoría de las familias nunca tuvo apoyo de las autoridades, por ello se vieron obligados a abandonar sus casas y buscar un nuevo hogar.

“Aquí no tuvimos apoyo, fuimos abandonados totalmente después de Eta e Iota. Las pocas personas que regresamos estuvimos más de tres meses para que nos abrieran paso”, dijo una de las habitantes de la Nueva Frontera.

Lea además: Fuertes lluvias y vientos dejan inundaciones, daños y un herido en Choluteca

La falta de interés de las autoridades municipales y la escasez de recursos de los dueños de las propiedades, provocó el abandono de la colonia. Mientras que los delincuentes aprovecharon esta situación para llevarse lo que podían.

A casi dos años de la tragedia que dejaron las tormentas tropicales, en la Nueva Frontera las casas están sin puertas, ventanas, techo y hasta sin baños.

“La gente no regresó y dejaron sus casitas abandonadas porque tenían miedo de otra llena. Y se metieron los ladrones, se llevaron todo“, dijo otra vecina de la zona que regresó a pesar de las malas condiciones.

Ahora, esta colonia está habitada solamente por 50 familias de 500 que vivían antes del paso de las tormentas tropicales. No obstante, la incertidumbre sigue latente, pues los pobladores temen que un nuevo fenómeno arrase con lo que quedó de sus casas.

Eta e Iota en Honduras

El 3 de noviembre de 2020, Eta dejó lluvias torrenciales y vientos de hasta 275 km/h en el norte de Honduras, lo que provocó un aumento en el nivel de los ríos, inundaciones y deslizamientos.

Unos días más tarde, 16 de noviembre de 2020, el Iota tocó tierras catrachas, siguiendo casi la misma trayectoria que había seguido Eta.

Iota provocó más inundaciones y daños que Eta, afectando comunidades que ya estaban vulnerables.

Se estima que los daños totales causados por Eta y Iota fueron de aproximadamente 52 mil millones de lempiras.

Le podría interesar: Informe: 54 % de los hondureños desea migrar, principalmente por inseguridad alimentaria