Partida confidencial sería "redireccionada" por órdenes de la presidenta Xiomara Castro.
in ,

Partida confidencial será redireccionada y no eliminada

La partida confidencial a la que tiene acceso el titular del Ejecutivo, en este caso la presidenta Xiomara Castro, será “redireccionada” y no eliminada, a diferencia de lo que se especuló a mitad de semana.

Al menos así lo indicó el secretario de la Presidencia, Rodolfo Pastor de María, quien especificó que los recursos del Servicio Financiero del Gobierno Central, conocido como partida confidencial, serán asignados, entre otros, a la solución de problemas que afectan al sistema de salud y al sistema energético.

La partida en cuestión, incluida dentro del Presupuesto de Ingresos y Egresos de la República, ronda los 5 mil millones de lempiras (205.3 millones de dólares) y, según el análisis del economista Julio Raudales, “es necesaria para cubrir emergencias”.

En un inicio se habló de eliminarla

El pasado 24 de marzo, Mauricio Villeda -diputado liberal- informó que el secretario del Congreso, Carlos Zelaya, le notificó al pleno que el 28 de marzo la presidenta enviaría al Legislativo un proyecto de decreto que buscaría eliminar dicha partida presupuestaria.

LEA: Ejecutivo eliminará ‘partida confidencial’ de L 5 mil millones en reformulación del Presupuesto, según Mauricio Villeda

Utilizar bien los fondos

Ahora bien, después de que se confirmó que en realidad será un redireccionamiento de fondos, representantes de la sociedad civil se mostraron optimistas, siempre y cuando el dinero sea destinado a políticas de bienestar social.

En ese sentido, Lester Ramírez, de la Asociación para Una Sociedad Más Justa (ASJ), manifestó que los fondos “no deben ser utilizados con fines clientelistas, sino que en inversiones a largo plazo”.

Por su parte, Luis León, director del Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD), calificó como “efectiva” la posible reformulación que el Ejecutivo envíe al Legislativo el próximo lunes.

RELACIONADA: Denuncian que parte del dinero de la partida confidencial iba para pastores, líderes religiosos y sindicalistas