Cuestionan el paralizado sistema de emergencias del 911.
in ,

Paralítico Sistema de Emergencia 911 en Honduras

El Sistema de Emergencia 911 está paralizado. Y no solo esto, sino intervenido y desmontado en algunos de sus procesos operativos.

El sistema de grabación de videos ha sido suspendido y la red de atención de llamadas funciona parcialmente, debido a que la empresa externa que brinda soporte técnico interrumpió el servicio.

En un comunicado emitido con retardo y, como es habitual, con señalamientos de culpa a la gestión anterior, los encargados del Sistema 911 justificaron que el integrador o intermediario ha desactivado el soporte tecnológico de la red de cámaras, porque no ha sido posible llegar a acuerdos sobre la deuda acumulada por la prestación del servicio.

VEA: Ejecución presupuestaria y falta de una política económica y fiscal

La información generada por la misma institución apunta que el gobierno pasado dejó suscrito un contrato por 150 millones de dólares y el compromiso de un pago mensual de un millón 800,000 dólares por el mantenimiento de la red que, a su vez, es tomada en renta a un servidor primario.

¿Es exagerado decir que estamos a merced de la delincuencia, sin registro confiable de comunicaciones ni archivo de escenas del crimen?

No sabemos qué es lo que va a pasar ni cómo será resuelto el impasse en todas sus relaciones. Apenas se nos ha comunicado a los hondureños que se ha comenzado a trabajar en la construcción de una plataforma “del pueblo” para la atención de situaciones de emergencia.

ADEMÁS: En el espejo de fracasados modelos políticos y económicos

Y de la propia voz del director de la Policía Nacional, comisionado Gustavo Sánchez, hemos escuchado que el Sistema de Emergencia volverá a ser manejado por esa institución del orden público, tal y como lo establecen las leyes y así como funciona en los demás países del continente.

Es increíble que los hondureños no tengamos un sistema de procesamiento y análisis de datos propio que esté manejado con recursos tecnológicos nacionales.

Porque la información obtenida a través de las llamadas telefónicas y de las imágenes almacenadas en la red de cámaras, es útil para conocer con precisión cómo se movilizan los criminales y, a su vez, comprender los patrones de operación de los malhechores para trazar una estrategia de investigación, intervención y persecución del delito.

TAMBIÉN: ¿Una CICIH sin garras ni dientes para investigar y acusar a corruptos?

Además de que el servicio del proveedor externo resulta muy costoso, es un peligro que haya sido entregado a particulares la plataforma de recepción, transmisión y administración de datos del 911.

Nos preocupa sobre manera que quienes llevan las riendas del país sigan empeñados en el juego de llamar “bueno” a lo que antes era “malo” y que nos muestren como válida esa inversión en el orden de las cosas, especialmente cuando se trata del manejo de contratos y concesiones que van en menoscabo de los intereses del país.

Así ocurre con la administración del Sistema de Emergencia Nacional, hoy día desarticulado, intervenido y cedido al control de un intermediario particular, a pesar de ser un componente importante de la estrategia de seguridad nacional.

LEA: La ingobernabilidad y los grupos de choque político