La flagelación de la mujer se detuvo brevemente porque no podía soportar el dolor.
in

Indonesia: Azotaron 100 veces a una mujer por infiel y al hombre involucrado solo le dieron 15

Por adulterio, una mujer fue azotada 100 veces este jueves (13.01.2022) en la provincia de Aceh, Indonesia, mientras que el hombre involucrado, que negó las acusaciones, recibió solo 15 latigazos.

Ivan Najjar Alavi, jefe de la división de investigación general de la fiscalía de East Aceh, dijo a medios locales que el tribunal dictó una sentencia más severa para la mujer después de que ella confesó a los investigadores que tuvo relaciones sexuales fuera de su matrimonio.

A los jueces les resultó difícil condenar al hombre, que entonces era el jefe de la agencia pesquera de Aceh Oriental; y también estaba casado, porque negó haber actuado mal, dijo Alavi.

Durante el juicio, no admitió nada y negó todas las acusaciones. Por lo tanto, no pueden probar si es culpable”, señaló Alavi a los periodistas después de una flagelación pública de los infractores de la ley sharia en Aceh.

Podría interesarle: En vídeo captan a desalmada mujer lanzando a un bebé a la basura en Estados Unidos

Aceh es la única región en Indonesia, de mayoría musulmana, que impone la ley sharia, que permite azotar por cargos que incluyen apuestas; adulterio, consumo de alcohol y relaciones íntimas entre personas del mismo sexo.

Como fallo alternativo, los jueces encontraron culpable al hombre casado de “mostrar afecto a una pareja femenina que no es su esposa” después de que la pareja fuera atrapada en una plantación de aceite de palma en 2018.

Inicialmente fue sentenciado a 30 latigazos; pero su apelación exitosa en la corte suprema de la sharia en Aceh redujo la sentencia a 15.

La flagelación de la mujer se detuvo brevemente porque no podía soportar el dolor; según un reportero de la Agence France-Presse (AFP) en el campo.

Otras condenas por adulterio en Indonesia

Un hombre condenado por tener relaciones sexuales con una menor también fue azotado 100 veces. Cumpliría 75 meses de prisión después de la flagelación, dijeron los fiscales.

Decenas de personas vieron, grabaron y subieron a las redes sociales imágenes de las flagelaciones; un espectáculo público criticado por grupos de derechos pero que regularmente atraía a cientos de espectadores antes de la pandemia.

A diferencia del resto de la nación, Aceh sigue la ley religiosa como parte de un acuerdo de autonomía de 2005 acordado con el gobierno central que puso fin a una insurgencia separatista de décadas.

Los grupos de derechos humanos condenan los azotes públicos como crueles, y Indonesia.