La aplicación WhatsApp (llamada, videollamada o texto) es el principal medio utilizado para la enseñanza.
in ,

Más de 250 mil alumnos hondureños reciben clases por llamada, mensaje de voz o de texto

La falta de acceso a internet y en consideración de algunos, los métodos antipedagógicos son los principales obstáculos que enfrenta la población estudiantil para recibir sus clases ante el cierre de centros educativos

Todos los lunes, Génesis Alemán, una alumna de 12 años del sexto grado de la Escuela Panamá del Barrio Buenos Aires, espera con ansias un paquete de recarga de internet semanal de 100 lempiras que un tío le regala para que pueda recibir sus clases virtuales.

“Puedo usar el teléfono, pero a veces repiten y repiten las tareas y se confunde y eso nos atrasa”, dice la niña, residente en colonia El Picachito, en las faldas del Cerro El Picacho.

El cierre nacional de los 23 mil centros escolares que ordenó el gobierno desde marzo pasado debido a la pandemia del covid- 19, obligó a que se pusieran en práctica diferentes mecanismos, en su mayoría formatos remotos de enseñanza para unos 1.9 millones de estudiantes matriculados en 2020, de acuerdo con la secretaría de Educación.

De una matrícula de 1.9 millones de estudiantes en 2020 en los niveles Prebásica, Básica y Media, unos 1.6 millones reciben clases por medios telemáticos como plicaciones, teleconferencias, correo electrónico o distribución de material físico, según el ente educativo.

De acuerdo con el segundo Informe Nacional de Monitoreo de la Secretaría de Educación, de mayo, la aplicación WhatsApp (llamada, videollamada o texto) es el principal medio utilizado para la enseñanza, en vista de que 1 millón 42 mil estudiantes son atendidos por ese mecanismo.

La segunda metodología empleada es la distribución de material didáctico que hacen los maestros a casi 335 mil alumnos.

Descarga la versión impresa de tunota aquí

Llama la atención que 135 mil 253 estudiantes reciban clases solo por llamada telefónica; 74 mil 801 por mensaje de texto y 56 mil 480 por mensaje de voz. Por televisión son educados 105 mil 59 menores y por radio 18,386, dice el documento.

La secretaría de Educación habilitó la herramienta Educatrachos para impartir el pensum académico, pero solamente 45,079 alumnos la usan.

Copia lo bueno

El director de Educación de la Asociación por una Sociedad más Justa (ASJ), Edwin Moya, planteó utilizar un canal de televisión del gobierno y destinar a la enseñanza toda su programación.

El Estado cuenta con el canal 8 como medio del Poder Ejecutivo y canal 20 del Congreso Nacional.

“Hay que emular los buenos ejemplos, El Salvador convirtió el canal de televisión del Ejecutivo en educativo totalmente y por ese mecanismo se dan clases”, insistió Moya.

Moya indicó que el 27.5 por ciento de los hogares en el sector urbano poseen internet residencial, mientras que el área rural esa cifra baja a 8.3 por ciento, razón por la cual la cobertura de clases no es total.

También: Educación evalúa propuestas para evitar deserciones masivas de escuelas de Honduras

Cobertura

El informe de Educación indica que la impartición de clases abarca a 843 mil 956 niñas y 834 mil 449 niños en todos los niveles.

El séptimo grado es el que menor efectividad registra, pues de 169 mil 789 matriculados en ese nivel, un 75 por ciento, es decir 126 mil 625, son los que reciben clases.

Por su lado, Prebásica tiene la mejor cobertura, ya que 163 mil 525 son atendidos de una matrícula de 173 mil 591 niños, lo que representa un 95 por ciento.

Otro aspecto preocupante es que unos 7 mil estudiantes de Duodécimo (último año lectivo) perderían de graduarse y no podrían ingresar a la universidad porque no reciben clase bajo ningún método.

En ese grado son atendidos 37 mil 865 jóvenes de 45 mil 436 inscritos.

El presidente del Primero Colegio Profesional Hondureño de Maestros, Orlando Mejía, considera que el gobierno, poco a poco, cumplirá las metas establecidas de cobertura, pues los mecanismos de atención han funcionado y se están mejora.

Además: No hay registros de ampliación de internet en zonas rurales de Honduras