El Chekeador explica a la población la realidad de la vacuna y desmiente las falsas esperanzas de tenerla pronto.
in ,

La carrera por la vacuna contra el covid-19 y el cuento de la inmunidad colectiva ¿qué hay de cierto en esto?

En medio de la pandemia, y sin certeza aún de las autoridades mundiales de la salud sobre el futuro de la enfermedad por covid-19, el mundo se ilusiona cada mañana con la esperanza de despertar con la noticia que hay una vacuna o una solución para volver a la “normalidad”.

En tanto, mientras millones se siguen infectando y cientos de miles han muerto, las grandes potencias mundiales realizan una veloz, pero sobre todo multimillonaria, carrera por encontrar el antídoto, al tiempo que muchos otros aprovechan el momento de desesperación y desinformación para desarrollar teorías complejas y poco comprobadas como la inmunidad colectiva ante el virus.

Hasta el 19 de mayo de 2020, las grandes potencias mundiales (China, Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania, sobre todo), tienen creadas 108 vacunas contra el covid-19, pero menos de un 10 por ciento de ellos ha entrado en la segunda fase de pruebas.

Asamblea Mundial de la Salud (OMS)

De hecho, el gobierno chino dijo el lunes 18 de mayo durante la Asamblea Mundial de la Salud (WHA por sus siglas en inglés) que tienen 5 vacunas en fase experimental y prometieron, mediante su presidente, Xi Jinping, que, si uno de estos antídotos resulta exitoso, “será un bien público” para humanidad y “de fácil acceso para los países en desarrollo”.

En tanto, en Estados Unidos Sanofi, Johnson & Johnson y Moderna Inc. trabajan a contra reloj en remedios que logren la inmunidad con el fin de poder hacer reaperturas a las ya destrozadas economías mundiales.

Vacunas vs tratamientos

Es falso creer que una vacuna estará lista mañana o máximo en dos meses. La creación de vacuna no es encuentro casual en un laboratorio, sino una variable de pruebas que se construyen poco a poco. No se debe confundir vacuna con tratamiento.

Por ejemplo, una vacuna es una suspensión de microorganismos atenuados o muertos que se introducen en el organismo para prevenir y tratar determinadas enfermedades infecciosas; estimula la formación de anticuerpos con lo que se consigue una inmunización.

En tanto que un tratamiento, es una combinación de medicamentos existentes que mediante el conocimiento médico, logran aliviar un enfermedad determinada. En este caso, los famosos y exitosos “Maíz” y “Catracho” que han creado los médicos hondureños Miguel Sierra Hoffman, Fernando Ramón Valerio y Óscar Díaz.

Este proceso ya se ha superado en la vacuna del covid-19. Diseño: Alejandra Marie Chévez.
En la actualidad al menos 7 vacunas se encuentran en la fase 2. Diseño: Alejandra Marie Chévez.
Datos de interés sobre las vacunas. Diseño: Alejandro Marie Chévez.

¿Cuándo estarán listas?

Sin embargo, aunque las vacunas estén mostrando éxito en aplicación a humanos, es falso que mañana mismo vayan a salir al mercado para inmunizar a toda la población mundial.

Para el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci, la vacuna estaría lista entre 12 ó 18 meses a partir que se compruebe y garantice su efectividad. Esa misma postura comparte la OMS mediante reiteradas ruedas de prensa que ha brindado.

Pero, hay voces más recientes en el campo de la investigación como la del informático Bill Gates, quien tiene una fundación que patrocina 7 proyectos de vacuna y considera que una de estas podría estar lista en 9 meses.

Lo cierto es que, las vacunas que hoy nos han hecho inmune a otras enfermedades, solo para ejemplificar. La vacuna contra la polio fue probada por primera vez en 1952 pero no fue sino autorizada como efectiva y de uso mundial hasta 1962. Esto, coincide con la teoría de Seth Berkley, Director Ejecutivo de Gavi, la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización, quien dijo al diario ABC de España que “una vacuna, hasta su aprobación, tarda entre 5 y 10 años y en el coronavirus estamos hablando de 1 año”.

A esto hay que sumarle un caso práctico de observación. En más de 30 años de investigación de VIH (virus de la inmunodeficiencia humana), y después de más de 20 millones de muertes por este virus, aún no existe una vacuna.

Según Forbes, el costo de producción hasta encontrar la vacuna será de unos 500 millones de dólares por investigación.

Inmunidad colectiva

Imagen recreada para ilustrar la vacuna contra el covid-19. Foto: tunota.com

Esta se trata de que una persona recuperada de coronavirus y capaz de desarrollar resistencia o inmunidad a la enfermedad, podría interactuar con otras personas, enfermas o no, sin correr riesgo.

Sin embargo, para que eso ocurra, debe haber un contagio masivo y de recuperación de al menos un 70 por ciento de la población. Para ello, la misma debe tener un alto sistema inmunológico mediante una correcta nutrición, además de medidas de higiene óptimas en cada individuo.

En ese sentido, Honduras no es un país que esté preparado para ello, pues carece de las características anteriores en la mayoría de sus habitantes, lo que podría provocar colapso del sistema sanitario.

Según el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de México, Hugo López-Gatell, para llegar a esa fase además hay que tener encuestas serológicas para conocer el número de inmunes al Covid-19.

Estas encuestas implican entrevista de síntomas, toma de sangre, extraer suero y hacer estudios para identificar los anticuerpos. “Hay dos clases relevantes: IGM (fase aguda, aumenta a pocos días de la infección y son de poca duración. 4-6 meses) y los IGG, que son los que permanecen”, dijo López-Gatell.

Solo por citar un ejemplo, España solo tiene un 5 por ciento de inmunidad colectiva en la actualidad y ciudades como Nueva York en Estados Unidos, solo un 23 por ciento. Por lo tanto, sugerir inmunidad colectiva en Honduras, no parece ser viable.

DICTAMEN:

En tanto, antes de que se pueda encontrar la inmunidad por vacuna, pasará un buen tiempo y aunque muchos líderes políticos han promovido que la vacuna será de acceso fácil, igualitario y sin restricciones, lo cierto es que tras ella viene la fase de producción y comercialización. Es decir, va para largo.

Este mes de mayo, muchas vacunas han entrado en fase II, sin embargo, creer que todo terminará de la noche a la mañana es una vana ilusión. Te lo hemos explicado, así está el chambre.