La hondureña que participó en Juegos Olímpicos recibió un emotivo homenaje
in , ,

Julimar Ávila, hondureña que participó en los Juegos Olímpicos, es homenajeada por habitantes de Santa Bárbara

La nadadora hondureña que participó en los Juegos Olímpicos, Julimar Ávila, recibió un homenaje en el municipio de Trinidad, Santa Bárbara, debido a su destacada participación en Tokio 2020.

“Cuando vi el vídeo de que Trinidad se siente orgulloso de mi se me salieron las lágrimas, ahí sí sentí todo el amor y estoy super bendecida por todo este apoyo”, expresó felizmente Ávila.

Del mismo modo, la nadadora destacó la importancia de que una mujer haya alcanzado un logro como el que ella obtuvo en los recientes juegos olímpicos, animando a las jóvenes a nunca rendirse y luchar por alcanzar sus objetivos.

“En la natación tendremos más publicidad, también siendo mujer espero que haya enseñado a las jóvenes de Honduras, a las muchachas, las chiquitas que puedan luchar y hacer esto”, declaró la hondureña que participó en los Juegos Olímpicos.

Y añadió: “Hay que poner todo su esfuerzo, estar dedicada a tener una rutina, manejo de tiempo con la parte académica y también con el deporte que van a hacer”.

Lea además: ¡Oficial! Así será la nueva camiseta de la Selección de Honduras rumbo a Qatar 2022

Julimar Ávila llegó hasta las semifinales de natación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, logrando posicionarse en un destacado lugar 16.

‘Sentí bastante apoyo’

Con 24 años de edad, Julimar es sensación y su nombre fue conocido en todos los rincones del país.

tunota dialogó con la catracha, luego de su hazaña olímpica, y agradeció todo el apoyo expresado en mensajes y publicaciones.

“Lo que siento es bien difícil explicar. Solamente sé que Dios al final te recompensa por todo lo que haces en la vida. Me siento súper motivada y feliz de haber alegrado el corazón de muchos hondureños”.

Añadió que su madre le compartía las sensaciones de sus paisanos y eso le motivó para la semifinal.

VEA: Julimar Ávila: ‘Contenta por haber alegrado el corazón de los hondureños’