Los niños empáticos suelen ser más sensibles ante las situaciones de los demás. Foto: Shutterstock.
in ,

Consejos para educar a niños más sociables y con inteligencia emocional desde temprana edad

La formación es desde la niñez y por eso la importancia de preparar a los niños para que se enfrenten a los diferentes escenarios y situaciones en la sociedad, blindándolos de la forma correcta para que logren desarrollar su inteligencia emocional.

“La familia es la base de la sociedad”. Esta no solo es una frase popular, sino que debe aplicarse al momento de entregar personas formadas a la sociedad, que aporten sus talentos, que no sean un problema y esto comienza desde los primeros años de vida.

Lea: 5 Consejos eficaces para mejorar la concentración

¿Qué es la inteligencia emocional? Según diferentes portales dedicados a la orientación psicológica, la inteligencia emocional es la capacidad que se desarrolla para afrontar de la mejor manera los diferentes momentos de la vida.

Donde se utiliza una autorregulación, automotivación, desarrollando valores como la empatía y mejorando las relaciones interpersonales (ser sociable).

Los padres juegan un papel fundamental en el desarrollo de la inteligencia emocional, explicó a tunota la pedagoga Diana Palma, “Son los encargados de guiar a los niños y enseñarles lo que es beneficioso o dañino para ellos”.

También recalcó que hay que apoyarlos y ser pacientes en cada una de las etapas de sus vidas y cada una requiere de atenciones especiales.

Fomentar la inteligencia emocional de los niños

La etapa escolar es muy importante. Es el momento en el que los niños aprenden a compartir con otros niños y adultos (como sus maestros), conociéndolos, hablando, jugando, conversando con ellos.

En ese momento están desarrollando una sociabilidad con personas de su edad. Con la sociabilización, su lenguaje se va a desarrollar más.

Momento de identificación de expresiones. Foto: Shutterstock.

Para desarrollar inteligencia emocional desde casa se puede leer perfectamente cuentos a los niños, es totalmente estimulante que el niño pueda comenzar a leer, según expertos.

A la vez, es saludable hacerles expresiones faciales y decirles miren las caras: ¿Cómo están?, ¿Qué están haciendo?, ¿Están tristes?, ¿Están felices o están enojados?

Se pueden incluso imprimir las fotografías o las ilustraciones y preguntar al niño ¿Qué es esto? o ¿Cómo se hace?, ¿Qué emoción le genera hacer esto?

Es la forma como el niño va a ir reconociendo poco a poco las diferentes emociones que puede experimentar él y las demás personas.

Este es un artículo de la versión impresa de tunota. Lea más noticias relacionadas.

Además: ¿Cómo identificar y ayudar a un niño con dislexia?