El hondureño Marcio Sánchez en cobertura en el Estadio Maracaná, Copa del Mundo 2014.
in

Premio Pulitzer, Marcio Sánchez: ‘Nada pasa por casualidad trabajando duro’

Marcio José Sánchez es un hondureño que triunfa en Estados Unidos con su talento y buen ojo para la fotografía. Pertenece al equipo de la agencia Associated Press (AP), desde donde ha logrado realizar importantes coberturas periodísticas, entre ellas las protestas de “Black Lives Matter”, que le llevaron a ganar el premio Pulitzer.

Sánchez habló con tunota positiva del proceso que vivió para llegar hasta donde está, porque ser el primer hondureño en tener ese honor no ha sido tarea fácil.

Infancia feliz

Marcio nació y creció en la colonia Fesitranh, de San Pedro Sula, rodeado de familiares, amigos y la calidez que caracteriza a los residentes de la zona norte del país.

“Me crié en la colonia Fesitranh hasta los 12 años y después emigré con mi familia de Honduras a Estados Unidos”, relató Sánchez. Se fue por distintas razones; pero, jamás ha olvidado el amor por su Honduras.

Marcio Sánches, foto de su infancia (1971) junto a su madre en San Pedro Sula, Cortés. 

VEA: Carla Beccari en tunota positiva, la hondureña que triunfa en Italia, pero traerá inversiones a Roatán

Además recordó: “Yo estaba alegre porque me iba Estados Unidos, porque la familia de mi padre estaba en Los Ángeles. Yo tenía buena comunicación con ellos. A los dos meses de haber llegado extrañaba estar en Honduras, porque decía: ‘mi país es Honduras’. Este sentimiento nunca se me quitó, vive dentro de mí”.

La influencia de su padre

Su gran inspiración por el fotoperiodismo fue heredado por su padre, cuando desde niño recorrían zonas recreativas, quebradas y montañas. Se iban en aventura a El Merendón los fines de semana y su padre le colgaba su cámara alrededor del cuello, sin darse cuenta de la pasión que estaba inculcando en él.

“Yo sabía que iba a ser periodista”, expresó. Marcio sacó su Licenciatura en Periodismo, con énfasis en fotoperiodismo, en la Universidad de San José State, California.

Posteriormente, consiguió su primer trabajo en Kansas, en el periódico de la ciudad, donde laboró por siete años. En el 2002, Sánchez escuchó sobre una oportunidad en San Francisco, California, y entre varios candidatos fue elegido para ser parte de la AP. Entre las barreras que ha tenido que vencer figura la discriminación racial.

Marcio Sánchez en la cobertura de incendios en California. Foto: Instagram.

Es decir, que no ha sido la excepción de la realidad que atraviesan millones de inmigrantes latinoamericanos.

“Las oportunidades no están ahí tan fáciles como para la gente norteamericana o blanca que vive en este país, nosotros debemos trabajar más duro”, comentó a tunota.

Premio Pulitzer

Sobre su último logro, destacado a nivel mundial, Marcio dijo a tunota que la cobertura fotoperiodística comenzó alrededor de cómo llegó Forlan después de la muerte George Floyd, que ocurrió en pleno confinamiento por la pandemia del Covid-19. 

“La gente estaba encerrada y el hecho de la muerte de Floyd y la forma de cómo murió, causó estos disturbios en todo el país. Para mí la cobertura comenzó en Los Ángeles, donde está mi oficina. En las dos primeras semanas hubo muchos disturbios, pero un par de semanas después se calmó”. 

Añadió: “En Portland, Oregón, la crisis estaba muy fuerte en el aspecto de las manifestaciones. Ahí fue donde viajé para hacer esa cobertura y ahí capture esa imagen”, expuso.

Con esta imagen, Marcio se ganó el premio Pulitzer. Se trata de un joven
manifestante de la protesta “Black Lives Matter” que se escondía detrás de una base
de concreto mientras recibía gas lacrimógeno de parte de la policía. Foto: AP.

¿Qué extraña de Honduras? 

Toda su familia, especialmente sus tías y primos, porque tenían una comunidad muy fuerte y unida en la Fesitranh. Tampoco perdió a sus amistades de infancia: sus compañeros que estuvieron con él desde primer grado a primer curso.

Finalmente, este hondureño cinco estrellas consideró que hay que seguir persiguiendo los sueños que están ahí cada día. “Nada pasa por casualidad trabajando duro”, concluyó.

ADEMÁS: Jose Solís en tunota positiva, el primer catracho que escribe sobre teatro en el New York Times