La hondureña, Duly Romero, se abrió camino en el mundo de la moda alcanzando ser una de las favoritas en España.
in ,

Duly Romero, la hondureña que conquista pasarelas de alta costura en España

Duly Romero es una hondureña que llena de sueños llegó a España a sus 23 años como migrante. Hoy con su esfuerzo y diseños está conquistando las pasarelas de la alta costura. Romero nació en la pequeña aldea de Bacadía, en Catacamas, Olancho, donde disfrutó su infancia caminando descalza por las calles y jugando a ser maestra.

“Vengo de una familia numerosa. Somos ocho hermanos; entonces, siempre estábamos juntos y ahora cada quien ha tenido que volar. Me hacen mucha falta”, comentó a tunota. 

Según la talentosa hondureña, de niña era la líder del grupo de sus hermanos y amigos. “Me encantaba correr descalza, era una manía que me fascinaba. Las calles de Bacadía son de tierra y de piedra entonces a mí me gustaba correr y disfrutaba mucho cuando llovía”. 

“Tengo recuerdos con mi hermano de que nos gustaba bañarnos en los chorros del agua que caía. En fin, estar descalza y vivir esa vida con libertad y sin ninguna preocupación. Mi niñez fue super linda y divertida”, recordó. 

VEA: Paola Paz, la multifacética catracha que triunfa en España

No le bastó ser maestra

Aunque creció entre telas y diseños por los trabajos de confección de su madre y sus hermanas, Duly Romero en un principio soñó con ser maestra.

“En mi aldea no había luz, televisión y me encantaba jugar a las maestras y que tenía mi propia escuela con mis primas y las amiguitas de ahí de la aldea. Eso de profesora y coser desde pequeña lo tenía. Ya como maestra me di cuenta de que necesitaba algo más porque no me llenaba”. 

“Yo tenía 23 años cuando salí de Honduras. Emprendí un viaje sola sin conocer a nadie. Era una aventura, por eso digo que en esta vida siempre hay que arriesgar. Tuve que venir aquí y empezar de cero como muchísimos migrantes que venimos por trabajo. La verdad así ha sido la aventura”, manifiesta.

Según el relato de la destacada hondureña, una de sus hermanas tuvo una academia por un tiempo, por lo que aprovechó para estudiar con ella.

“Mi hermana es una de las que me enseñó a confeccionar. Aquí en España lo retomé de una forma más profesional con la carrera como diseñadora de modas”, detalló.

Duly se graduó de maestra de educación primaria en la Escuela Normal España Villa Ahumada de Danlí (oriente de Honduras), pero hizo sus estudios en diseño de modas de la Escuela de Diseño en Madrid (ESNE), Patronaje Industrial y Escalado de la Escuela de Diseño Isa; y en Sombreros y Tocados de Alta Costura de la Escuela Diseño de Moda Kroom Dos de España.

Mitos y realidades

Para Duly Romero, la carrera de diseño es un tanto costosa, hay que aprender técnica y además requiere estar a la vanguardia, ya que el mundo de la moda está constantemente cambiando. “Todos los días hay que estar aprendiendo y mantenerse al día porque nunca se deja de aprender”, recomendó Romero.

Añadió: “Es fundamental que tengas pasión y que sepas que en realidad te gusta esto. No es fácil y hay momentos de bloqueo y no entran las ideas. Sientes que no puedes, pero hay días que fluye todo y sientes que alcanzas todo lo que puedes y estas imparable.

En cada prenda que yo hago va mi esencia y es expresar eso que tienes dentro y reflejar parte de ti en un diseño o en cualquier cosa que tu crees”.

La fórmula del éxito

No existe a cabalidad una fórmula para el éxito, pero está segura de que se necesita constancia, pasión, amor y fe para alcanzarlo.

“Yo me acuerdo cuando estudiaba que mis maestros destacaban esa parte de mi y es que soy muy soñadora. Uno de ellos me decía: ‘No corras, hay que empezar todo despacio’. Pero yo tenía claro lo que quería. Yo creo en la fe en Dios y le digo: Señor ayúdame a crear esa magia y que puedan ver lo que yo deseo transmitir”. La marca de la hondureña lleva tres años; sin embargo, en ese tiempo ha crecido muy rápido, logrando ser apetecida por eventos de moda de todo el mundo. 

“No me explico porque conozco muchos diseñadores de aquí que llevan muchos años y me dicen: ‘Duly danos la fórmula’. Yo les digo: Dios hace milagros”.

Anécdota

Una vez, tuvo una conversación con extranjeros. Era la única latina y soñadora que estaba ahí en ese grupo donde todos eran empresarios.

“Con mi emoción les comencé a contar que estaba creando mi primera colección y que quería cosas maravillosas. Por supuesto, establecerme aquí en España y que me conocieran”.

A lo que le contestaron: “Es muy difícil donde te quieres meter y de verdad te quiero dar un consejo para que no te lleves el golpe o la desilusión: Primero, eres latina y migrante. Segundo, tienes que ser de una familia de nombre con un poder adquisitivo”.

Duly Romero contestó: “Claro que no tengo eso. Vengo de una familia súper trabajadora y humilde de una aldea de la cual estoy super orgullosísima. Pero lo que sí tengo es amor y pasión. Creo que algún día lo voy a conseguir y no me voy a dar por vencida”.

Ahora, me escribió y me dijo: “De verdad, no tengo palabras Duly porque no lo creía”.

VEA: Ivonne Mayorga la doctora hondureña que brilla en España: ‘Hay que apostarle a las estrellas’