La normativa entró en vigencia este fin de semana y se extenderá hasta el tercer trimestre del año en curso.
in

Horario de verano: hondureños en Estados Unidos deberán adelantar sus relojes, ¿por cuánto tiempo?

El domingo (14.3.2021) entró en vigencia el horario de verano en la mayor parte de Estados Unidos por lo que cada habitante de la nación norteamericana deberá adelantar una hora en sus relojes en relación a la hora estándar durante los meses de verano.

Dicho cambio estará activo hasta el otoño de 2021 y la idea es que con ello se permita hacer un mejor y mayos uso de la luz natural. No obstante, este cambio es rechazado por muchos.

La tradición es que el horario de verano inicie el segundo domingo de marzo y termine el primer domingo de noviembre. En ese sentido, todas las personas lo que deben de hacer es adelantar todos sus relojes una hora.

Te puede interesar: Más de 100 hondureños han sido vacunados contra el covid en Virginia, asegura embajador en Estados Unidos

Cabe recordar que estas fechas y cambios de horario solo aplican para Estados Unidos y Canadá y en otros países el huso horario se mantiene igual.

El horario de verano da por iniciado a las 2:00 de la tarde, del domingo 14, y finalizará el domingo 7 de noviembre a las 2:00 de la tarde. Es decir, ese día los relojes se atrasarán una hora.

¿Quiénes quedan fuera de ese cambio?

De acuerdo a La Opinión, los lugares donde esta medida no tiene cabida es en Arizona, Hawaii, Puerto Rico, Islas Vírgenes de Estados Unidos, Islas Marianas del Norte, Guam y Samoa Americana.

El estado de Alaska adelantará su reloj una hora después que en la zona del Pacífico estadounidense puesto que en el país que preside Joe Biden casa zona horaria cambia de hora de acuerdo a la zona.

¿Cuándo surgió la idea?

Esta idea fue planteada por primera vez en el siglo XVIII por el científico y político estadounidense Benjamín Franklin. Su moción consistió en proponer el adelanto de los relojes durante el verano para rentabilizar mejor la iluminación y reducir el consumo de candelas.

Fue en 1966, y después de la Segunda Guerra Mundial, que se comenzó a aplicar el cambio. Pero la conveniencia de los cambios de horarios mantiene dividida a la sociedad.

Vea: Estados Unidos no deportará a quienes vayan a recoger a menores detenidos en la frontera