La familia del expresidente de Honduras colaboró para la fundación de la sinagoga en San Pedro Sula.
in ,

Familia de JOH se convierte al judaísmo y contribuye a la fundación de una sinagoga judía en Honduras

La familia del expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, colaboró para la fundación de una sinagoga judía ortodoxa en Honduras, según confirmó el viernes la defensa de Hernández.

Al mismo tiempo, indicaron que trabajarán en la construcción de la “próxima sinagoga judía más grande de Latinoamérica”, todo esto mientras el exmandatario hondureño enfrenta un juicio por delitos asociados al narcotráfico y las armas en Estados Unidos.

La defensa de Hernández detalló que están culminando los preparativos para la apertura de la sinagoga que será la próxima semana. Dicha congregación está ubicada en la 13 avenida, séptima calle en Barrios Los Andes a 20 metros de Russell Bedford, en San Pedro Sula.

En cuando a la “sinagoga judía más grande de Latinoamérica” será construida también en San Pedro Sula, Cortés, tendrá una pila de inmersión judía, un cementerio judío ortodoxo y hasta con apartamentos de viviendas y casas para los miembros de esa religión en Honduras.

Esta es la forma que tendrán las instalaciones de la próxima sinagoga en San Pedro Sula. Foto: Defensa de JOH.

En forma de estrella de David

El edificio será en forma de la estrella de David y constará con seis pisos con capacidad para 456 personas en su santuario principal, salas de estudios en donde se creará un centro para la enseñanza del judaísmo.

Las instalaciones llevarán por nombre “Sinagoga Congregación Mishkan Shlomo” y nació con la conversión de 37 familias de San Pedro Sula, Puerto Cortés y Tegucigalpa, según indicaron los abogados del expresidente hondureño.

“Esta comunidad y sinagoga serán los únicos representantes de la religión judía ortodoxa en la República de Honduras y tendrá como fin el retornar a los judíos forzados por la inquisición de personas sinceros de Latinoamérica con deseos de lograr una conversión religiosa al judaísmo”, dice el comunicado.

Entretanto, el expresidente hondureño está recluido en el Centro de Detención Metropolitano en Brooklyn en Nueva York a espera de que se desarrolle una próxima audiencia programada para septiembre.

El juicio del exmandatario hondureño iniciaría en enero de 2023 y de ser encontrado culpable podría ser sentenciado a cadena perpetua más 30 años de prisión, condena similar a la de su hermano Juan Antonio “Tony” Hernández.