La exprimera dama, Rosa Elena Bonilla de Lobo al momento de desmayarse en el centro penal de Támara.
in ,

Rosa Elena Bonilla de Lobo sufre crisis nerviosa en centro penal

La ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo sufrió la noche de este viernes una crisis nerviosa y se desmayó por un amotinamiento en la Penitenciaría Nacional de Adaptación Femenina (PNFAS), ubicada en Támara, Francisco Morazán.

Bonilla fue trasladada a un centro asistencial privado en la capital, para que recibiera servicio médico.

LEER: Diputados del PSH y PL piden a directiva del Congreso Nacional respeto hacia los disensos

“Nosotros no nos imaginamos que ella se iba a desmayar en el centro penal, ella ya iba para su celda y se cayó”, dijo Pedro Joaquín Amador, titular de la Secretaría de Presos Políticos y Sectores Sociales, quien estaba de visita en el centro penal.

También agregó: “Tenía muy subida la presión y ella cayó en mis brazos y yo me asuste y llame a los médicos para que la atendieran”.

Por su parte, el regidor de la Alcaldía del Distrito Central, Godofredo Fajardo llegó al centro asistencial para ver el estado de salud de la ex primera dama.

“Estoy bien preocupado por la situación de ella y de las reos en general porque ahorita miramos a la ex primera dama bastante demacrada, que ha perdido peso y con una tristeza en sus ojos por la perdida de sus hijo y ha estado sin querer comer, lo que come lo vomita”, expresó Godofredo Fajardo.

“Pienso que la parte medica del centro penal ha fallado en el sentido que durante una semana viendo ese cuadro no ha firmado una remisión medica para evitar estos problemas”, finalizó Fajardo.

Seguirá en prisión

Rosa Elena Bonilla sigue guardando prisión en la Penitenciaría Nacional de Adaptación Femenina (PNFAS), luego que el Tribunal de Sentencia declarará “no ha lugar” la solicitud de cambio de medidas.

“El Tribunal de Sentencia Designado por mayoría de votos declara No ha Lugar solicitud de cambio de medidas en la causa instruida para Rosa Elena Bonilla y Saúl Escobar”, informó el Poder Judicial en Twitter.

Según la defensa de Bonilla, luego de la muerte de su hijo, Said Lobo, quien falleció en una masacre ejecutada el pasado 14 de julio en Tegucigalpa, su salud ha empeorado.

Es por ello que solicitaron que se le aplicara la medida de “arresto domiciliario”, sin embargo, esta fue denegada.

Pese a la negativa, Rosa Elena Bonilla tiene una oportunidad más de apegarse a la solicitud de cambio de medidas, pues este viernes se informó que será sometida a evaluaciones médicas para que las autoridades determinen, nuevamente, si puede evitar la cárcel y cumplir arresto domiciliario.

LEER: La ley de Defensa y Seguridad Nacional en suspenso en el Congreso Nacional