Las seis categorías de El Chekeador, el ejercicio de verificación de hechos de tunota.com
in ,

El Chekeador de tunota.com y el ejercicio de la verificación de las noticias e información

¿Alguna vez habías escuchado el término “fact checking”? Del inglés al español no es más que verificar hechos.

Este es un ejercicio periodístico de observación que nació con el periodismo de investigación, pero que, gracias al desarrollo del periodismo digital ha encontrado mayor fuerza y notoriedad.

Esto se trata de comprobar y verificar informaciones, discursos, hechos, documentos, acciones y noticias mediante la contrastación de datos comprobables para determinar si estos son falsos o verdaderos.

Este modelo nació en la prensa europea tradicional, en Francia, Inglaterra y Alemania, luego se propagó en Estados Unidos y para 2010, América Latina ya lo había desarrollado muy bien pero sobre todo en medios emergentes, independientes o nativos digitales.

tunota.com también se suma a esta iniciativa, que varios otros medios hondureños y centroamericanos también están desarrollando. Por ello les presentamos, “El Chekeador”, nuestro ejercicio de fact checking.

El nombre

El Chekeador, es la fusión de dos hechos, El primero, el origen inglés de la palabra “check” que se traduce libremente como comprobar, verificar, revisar, controlar, aprobar. Y en segunda instancia, del calichismo “cheque” que los hondureños usan para dar algo por bueno, discutido o terminado.

El fact checking originalmente nació para verificar el discurso público, la declaración de aquellos que usualmente suelen ocupar espacios en la opinión pública pero que también suelen dejar cabos sueltos que no hacen un sentido lógico honesto como mentir, exagerar o engañar.

Dentro de este último grupo se puede clasificar a las noticias falsas que en Internet han encontrado vehículos importantes de propagación, por lo que mediante el ejercicio de la verificación.

Es por eso, que El Chekeador, como el resto de ejercicios de verificación han mutado a comprobar más que discursos, sino también hechos, logros, actos y procesos, sobre todo en estos tiempos de la pandemia por coronavirus (covid-19), donde cualquier “creador” puede difundir información que puede poner en peligro la integridad de las personas.

Qué se verifica

Todo aquello que sea de interés público y que llame a la tendencia, la exageración o un posible engaño.

Sin embargo, no se verifican rumores o ataques en redes sociales hechos por usuarios comunes, tampoco opiniones y debe quedar claro, no todos los personajes públicos merecen una verificación.

La verificación sirve para dar algo por real o verdadero, de hecho, las redes sociales o plataformas por eso utilizan insignias de check para decirle a los usuarios que se trata de cuentas reales de personas o instituciones.

Se verifica a figuras públicas, políticos, funcionarios, empresarios, personajes, deportistas, influencers y todos aquellos que generación opinión en las audiencias.

Categorías

Las verificaciones constan de varias categorías establecidas por cada ejercicio de verificación, siendo la verdadera y falsa las más universales del ejercicio. Sin embargo, se agregan otras como verdades a medias o hechos no verificables.

Para ello, se hace uso de herramientas gráficas, datos contrastados, estadísticas, pruebas, bases de datos y/o cronologías.

En el caso de El Chekeador, tenemos 6 categorías que se dividen en “verdadero” y “falso”, para comprobar y desmentir.

Además, “bla bla bla” para contar una cantidad de disparates sin resultado alguno, que pueden ser ciertos y/o falsos. O bien promesas que se quedan en el olvido.

“Así está el chambre”, es una categoría que cuenta de manera cronológica una serie de hechos que crearon confusión o desinformacíón sobre determinado tema.

También un contenido es “engañoso” cuando no ha podido ser comprobado del todo. Finalmente “pura casaca”, cuando hay un discurso lleno de mentiras o hechos que están fuera de la realidad. Además, promesas incumplidas o proyectos fracasados.

Finalmente, hay que decir que ejercicios de verificación como El Chekeador, son alentadores de la transparencia y la democracia.