Mauricio Oliva, presidente del Congreso Nacional de Honduras.
in ,

Derogación de las ZEDE no será fácil para el nuevo Congreso Nacional, afirma Mauricio Oliva

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, aseguró el viernes (10.12.2021) que la derogación de la ley de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) no será fácil para el próximo Congreso al necesitar de mayoría calificada, es decir, 86 votos.

“Les recuerdo que las ZEDE es una reforma constitucional, tienen que ser dos legislaturas, tiene que ser por mayoría calificada y tiene implicaciones legales importantes para gente que haya hecho una inversión y que quedaría en mal predicado si no se hacen las cosas bien”, manifestó Oliva.

El parlamentario aseguró que “ninguna ley es perfecta” y que la normativa no fue creada con una visión para hacerle daño al país.

“Se han dicho un montón de cosas que no son ciertas y esa es la paradoja: mientras uno se cortan las venas por proteger el territorio nacional; allá andan otros que quieren que vengan a juzgarnos aquí los ojitos azules”, dijo ironicamente Oliva.

También, Mauricio Oliva pidió al pueblo hondureño que le tenga “comprensión y paciencia” al partido Libertad y Refundación (Libre) porque él ve aspiraciones de medidas y expectativas muy altas que si la gente percibe que no les cumplen puede provocar una “desproporción social”.

Cabe señalar que varias organizaciones de sociedad civil han pedido que la prioridad del próximo Congreso Nacional debe ser la derogación de leyes dañinas, entre ellas la que le dio vida a las ZEDE.

Actualmente, se realizan tres proyectos de ZEDE en Honduras: uno en Roatán, Islas de la Bahía, denominada “Próspera“; otra en San Marcos de Colón, Choluteca, llamada “Orquídea“; y “Morazán” en Choloma, Cortés.

Vea además: Derogación de las ZEDE y elección de altos funcionarios debe ser prioridad del próximo Congreso Nacional