Los niños pueden aprender manipulando juguetes y observando lo que contiene cada uno. Foto: Shutterstock.
in ,

Estos son los beneficios de la metodología de aprendizaje eficaz e innovadora en niños ‘Aprender jugando’

Aprender jugando es una de las metodologías que emplean las guarderías, y educación prebásica, buscando técnicas que faciliten el aprendizaje, tomando en cuenta que cada niño es totalmente diferente.

Por medio del juego se puede estimular la memoria, la atención, el rendimiento la superación de egocentrismo, desarrollar la imaginación, la realidad y estimular la construcción de la realidad y desarrolla el lenguaje, detalló a tunota la pedagoga Diana Palma.

Lea: ¿Buscando estudiar en el extranjero? Estos países te pagan por cursar carreras universitarias

Con la metodología de aprender jugando se desarrolla una serie de aspectos cognitivos.

La experta mencionó que este método es alejado del tradicional, pues en este se debe respetar las decisiones que tome el niño, sobre sentirse cómoda al hacer una actividad, y no hacerla solo por cumplir, sino porque también lo está disfrutando, de esta forma se facilita la recepción de elementos que contribuyen en su formación.

“Como profesional me gusta que los niños aprendan haciendo porque es más fácil que retengan en su memoria”, señaló.

Enfatizó que se debe buscar el método adecuado para cada edad, pues a un niño menor de cinco años no solo se debe tener frente a una pizarra por algunas horas, este debe incluir sus manos y otros elementos que le ayude a explorar.

¿Por qué es importante aprender jugando?

Por medio de esta metodología se puede alcanzar la satisfacción, el autocontrol, fomentar las habilidades sociales, la resolución de conflictos, las habilidades comunicativas, aumentar la motivación, responsabilidad y también ayuda a perder la vergüenza, enumeró la pedagoga. Otro método recomendado es el Montessori.

Dentro de las recomendaciones que brindó Palma para implementar este método es tener presente siempre el respeto. ‘Respetar el ritmo de cada niño, pues todos son diferentes’.

Puede que a unos niños les atraiga sentarse a leer sin jugar y estarán aprendiendo de otra manera.

También es importante no obligar a los niños si no desean realizar una actividad. Tampoco recompensar el estímulo, por ejemplo, ofrecer un dulce luego de terminar la actividad, pues no se deben realizar únicamente por un incentivo.

También: Fortalecer la educación inclusiva abre más oportunidades de aprendizaje

Metodología positiva

La recomendación esencial que brindó la pedagoga es que al momento de realizar los juegos no se genere un ambiente de competitividad.

Si esto se hace, habrá conflictos entre los niños y es lo último que se quiere. Los niños siempre quieren ser número uno. Lo ideal es siempre enseñar

Aprender jugando es una metodología positiva a comparación a que se estaba llevando o se estaban realizando a inicios de los años dos mil en las escuelas básicas, pues los docentes de prebásica siempre han tratado de estimular a los niños y estos aprendan jugando”, añadió.

“En algunas escuelas se está llevando a cabo esta metodología ¿Y por qué es importante? Porque al niño le va a ayudar a aceptar sus errores”, comentó.

DATO: Aprender jugando ayuda a que las redes neuronales se activen cuando los niños están contentos realizando las actividades y en ese momento es mucho más fácil aprender.

“Ningún método es mejor que otro, siempre y cuando no utilicemos el método tradicional que suele sentar al niño a que se prenda una guía, un cuestionario y que no le va a ayudar en nada, pues de igual manera el respetar los ritmos, respetar las inteligencias de cada niño, respetar los gustos de cada niño, respetar si el niño no quiere hacer las cosas de recordar que son unos son individuos diferentes ayudará a su formación para toda la vida”, concluyó.

Este es un artículo de la versión impresa de tunota. Lea más noticias relacionadas.

Además: Educación suspende clases presenciales en estos departamentos de Honduras