Fotografía de referencia de inflación.
in ,

Alta inflación e incertidumbre

La alta inflación en Honduras no es reciente, no es de origen interno, ni se espera que sea efímera. Las cifras muestran que la aceleración de la inflación interanual proviene desde el año pasado, pasando de una inflación de 3.9% a marzo 2021 a una de 6.4% a febrero de 2022, considerando que esta tendencia fue antes del inicio del conflicto bélico ruso ucraniano, por lo que sus implicaciones no están aún incluidas en este indicador.

Esta situación no es exclusiva de Honduras, es un fenómeno a escala internacional, ocasionado por factores exógenos como: i) alza de precios de materias primas, destacando el petróleo; ii) problemas en las cadenas de suministros (puertos abarrotados/escasez de contenedores); y iii) exceso de dinero (monetización de déficit fiscal) generado por políticas monetarias laxas por parte de economías como EE.UU. y la UE. Dicho lo anterior, se deduce que Honduras, como economía pequeña y abierta debe aceptar y enfrentar estas condiciones imperantes en el escenario mundial.

Lea también: Advierten más inflación por alzas en los precios de los combustibles (tunota.com)

¿Hasta dónde podría llegar la inflación?

Como todo buen economista, depende. Con el inicio de la invasión de Rusia el 24 de febrero, la volatilidad en los precios de las materias primas se incrementó. Por ejemplo, el 7 de marzo el precio del barril de petróleo escaló hasta los USD130 (WTI),
registro que no se había visto desde el año 2008.

Asimismo, los precios de metales, como el aluminio, litio, cobre, entre otros, e inclusive bienes agrícolas como el arroz y el trigo, aumentaron significativamente. No obstante, el 9 de marzo, el precio del petróleo cayó 10%, después que el presidente de Ucrania (Zelenski), declarara su intención de asumir compromisos para detener la guerra y que los Emiratos Árabes Unidos anunciaran su intención de elevar su producción de petróleo.

Esta alta incertidumbre dificulta en gran medida elaborar predicciones plausibles sobre inflación. A lo sumo podríamos suponer que mientras dure esta pugna la inflación en Honduras podría situarse entre 6%-9%. Teniendo en cuenta que el precio del petróleo afecta al costo de generación eléctrica (35.5% generada con bunker), transporte y de ciertos insumos agrícolas.

De igual forma el aumento del precio de alimentos como de otras materias primas sumado a una posible depreciación del lempira podría generar mayores presiones inflacionarias por el efecto traspaso y la importación de inflación. No queda más que prepararnos para lo peor y esperar lo mejor.

Lea aquí: Ante alza de combustibles en Honduras, proponen poner en marcha una política regional unificada | Tu Nota