Mujer estira su mano en señal de alto al acoso sexual./ Parte del mensaje del supuesto acoso sexual que sufrió hondureña en centro comercial de Tegucigalpa.
in ,

Víctima de abuso sexual relató cómo salió de las garras de otro depredador en centro comercial de Tegucigalpa, Honduras

Una joven hondureña a la que llamaremos Rosa López por cuestiones de seguridad, relató a tunota.com los momentos de angustia que vivió dentro de un centro comercial de Tegucigalpa al sentirse en riesgo por un caso de acoso sexual.

Según López, el martes (19.10.2021) llegó a un restaurante de establecimiento y fue abordada por un señor de ” 50 a 69 años”, quien primero le ofreció ayuda económica y al rechazar, este le contestó : “no me digas eso, bebita, porque yo te quiero ayudar”.

“Me paralicé por cuestiones que solamente algunas personas demasiado cercanas a mi lo saben”, expresó la joven, quien aseguró a tunota.com que cuando tenía 15 años fue violada.

La muchacha relató que solicitó ayuda a dos mujeres que estaban cerca y estas logaron disuadir al supuesto acosador.

Relato de la víctima

Espero lean mi texto, es largo, pero a más de una ayudaré.

Quiero contarles algo que me pasó el día de hoy (martes (19.10.2021), para que si les pasa a alguna de ustedes tengan el valor que yo no pude tener.


Hoy fui a un centro comercial al rededor de las 11:00 de la mañana a buscar trabajo a algunas tiendas y restaurantes, en una de esas me presenté en un restaurante donde se me atendió y todo.

Resulta que saliendo del restaurante pues dije: “dejar´´e aquí papeles, nada pierdo”.

En lo que voy a entrar a uno de los restaurantes un señor aparentemente de unos 50 a 69 años aproximadamente y de muy buen aspecto salió y me hizo señas que me acercara a él.

LEA: Municipalidad de La Ceiba sancionará el acoso sexual callejero

Como lo miré con buen aspecto, pensé que era algún gerente del ya dicho restaurante. Me preguntó que si andaba buscando trabajo le dije que sí, me pidió que lo esperara para poder hablar. Pues pensé que iba a ofrecerme algún empleo ahí en el mall u otra tienda o empresa.

El señor este, empezó a decirme que era abogado, que tenía mucha plata etc, hasta me ofreció dinero “porque el me quería ayudar económicamente” a lo que le dije que yo no necesitaba el dinero de él lo cual me respondió “no me digas eso bebita porque yo te quiero ayudar”.

Captura del texto que la víctima de acoso de edad envió a tunota.com.

Yo empecé a sentirme incomoda ya que pues no sabía que hacer en realidad. Pasó al rededor de una hora de la cual tuvimos una plática, donde estábamos en un café del centro comercial, pues el tipo empezó a insistir que le aceptara, que él me invitaba a comer, lo cual me hizo sentir incómoda.

En reiteradas veces le dije que no, al final terminé aceptando pero tenía un plan mas o menos en mi cabeza: hacerle señales a alguna chica que pudiera ayudarme para salir de ahí.

Solamente quería ver a mi esposo o una cara conocida que pudiera ver la angustia y miedo en mis ojos.

VEA: Denuncias de acoso sexual y peleas en televisión; las polémicas en las que ha estado envuelto Marvin Ponce

Él encontró una mesa sola, justo a la par estaban dos chicas con una bebé, la verdad me dio vergüenza pedirle ayuda porque estaba llena de nervios, estaba asustada y temblando, no me sentía bien tenía un presentimiento horrible en el pecho.

Cuando le pedí ayuda me sentí liberada pero a la vez en pánico, le dije a la chica que me llevará de ahí.

Parte del relato que la víctima de acoso de edad envió a tunota.com.

Cuando el señor llegó con la comida, la chica se levantó y se hizo pasar por mi familiar, tomando una actitud de molesta y bastante autoritaria contra el señor, tomándome ella de la mano para sacarme de ahí, fue cuando me sentí libre.

Empezamos a caminar algo rápido para que no nos viera bajar, ¡ella me salvó!.

Al parecer el señor se dedica a andar enamorando chicas en el centro comercial cuando mira que son bonitas, atractivas y jóvenes.

Hoy fui yo, mañana puedes ser tú, siempre que veas a una chica asustada y ansiosa, ten presente que puede ella sentirse acosada, reprimida, amenazada, ¡ayúdala! a mi me ayudó ella, mañana puedes ser tú quien ayude a otra hermana!.

Aclaro que el señor en ningún momento me tocó, pero si me sentía demasiado incomoda, muy asustada, yo portaba un folder el cual movía demasiado, porque enserio estaba con mucho miedo, estaba en pánico quería irme.

TE PUEDE INTERESAR: Marvin Ponce reacciona y envía mensaje a periodista hondureña que lo denunció por acoso sexual

Quizás me pasó por inocente o simplemente me paralicé por cuestiones que solamente algunas personas demasiado cercanas a mi lo saben.

Es normal sentir miedo, pero no es normal quedarse callada, busca ayuda en otra hermana o en un chico que veas que puede ayudarte, no minimices tus miedos como yo lo hice.

Relato de una de las jóvenes que la ayudó a salir del área de comidas

¿Casualidad o destino?

Una de las jóvenes a quien la desempleada pidió ayuda conocía al señor, ya que el mismo hombre, hace seis años, acosó a una amiga en el mismo restaurante.

Fue así que esta segunda muchacha también relató a tunota.com como se armó de valor para asistir a la asustada mujer.

Noté rara a la muchacha como preocupada. En eso el señor se paró imagino que a comprar comida y en ese instante ella nos habló. Estaba muy nerviosa y casi llorando.

Yo estaba comiendo con una amiga y ella se nos acercó y nos dijo: “no se asusten, pero por favor ayúdenme a salir de aquí porque me siento como que estoy en riesgo. Este hombre me está disque ofreciendo trabajo y dice que me va a dar dinero para ayudarme, pero siento que estoy en riesgo”.

Inmediatamente se puso a llorar, estaba temblando y siguió pidiéndonos ayuda. Yo le creí porque a mi amiga le pasó lo mismo con ese señor y lo reconocí.

Aparentemente él se dedica a eso cuando mira a muchachas inocentes les habla, les ofrece trabajo, pero en realidad no creo que sus intenciones sean buenas es a cambio de algo más.

Yo lo reconocí, es un señor que se mira como que tuviera dinero, con joyas, un buen reloj, mucha loción, delgado, con canas en el cabello, blanco y asegura tener mucho dinero.

Descripción del sujeto

Según los relatos de las dos jóvenes, el señor es blanco, mide al menos 1.60 metros de , es delgado, utiliza ropa fina, en esta ocasión andaba un pantalón de tela y una camisa manga larga como un suéter, utiliza joyas de oro, tiene ojos café y son un poco achinados.

Según datos del Ministerio Público, hasta julio tenían 103 casos de supuestos abusos sexuales y a penas 17 requerimientos fiscales.

En su mayoría las víctimas de abuso sexual fueron niñas de 10 a 14 años (56 casos), de 15 a 19 años ( 22 casos), de 20 a 24 años (16 casos).

TE PUEDE INTERESAR: Hondureña relató el dramático momento en que intentaron secuestrarla en Tegucigalpa